VIVIR 100

Actividad física para teletrabajadores

Actividad física para teletrabajadores

Son muchas empresas las que a raíz de la pandemia y el confinamiento adoptaron nuevas medidas para continuar con la actividad laboral, permitiendo a sus empleados teletrabajar desde casa, por cuestiones de seguridad. 

Sin embargo, el teletrabajo es una modalidad de trabajo al que muchos no estaban acostumbrados y han tenido que adaptarse al espacio de casa para desarrollar su actividad, asegurarse de una buena conexión a Internet,disponer de un ordenador (aunque muchas empresas suministraban este dispositivo a sus empleados) y sacar tiempo para mantenerse activos.

El teletrabajo es una modalidad que ya existía antes de la pandemia. Pero ahora el número de teletrabajadores ha aumentado considerablemente. Por eso, para los que os habéis sumado ahora a esta modalidad (y para los que ya os subisteis al carro años atrás), debéis saber o recordar que el deporte para los teletrabajadores es esencial, debido a la de horas que pasan sentados frente a un ordenador sin moverse.

La importancia del deporte para teletrabajadores

Si estabas acostumbrado a ir a la oficina, solo en el trayecto de ida y vuelta ya había una actividad, ya fueras andando, en bici o en coche. Sin embargo, con el teletrabajo, si no estableces una rutina adecuada, tenderás al sedentarismo.

Por un lado, la ausencia de movimiento provoca que la energía que gasta nuestro cuerpo se reduzca. Y esto provoca una descompensación entre las calorías que ingerimos y las que gastamos. Esto es lo provoca enfermedades como la obesidad o el sobrepeso, trastornos cardiovasculares o hipertensión.

Otra de las consecuencias que desencadena el teletrabajo es la postura. Al estar sentados con la misma postura tantas horas seguidas, esto puede acarrear trastornos musculoesqueléticos; sobre todo si la persona que teletrabaja no cuenta con una silla ergonómica óptima para desarrollar cómodamente la actividad. De ahí que aparezcan dolores en la espalda o en la zona lumbar.

Por tanto, el deporte para teletrabajadores es la mejor solución para reducir lesiones y evitar el sedentarismo. De hecho, la actividad física es una pieza fundamental para reducir el absentismo laboral (relacionado con empleados sedentarios).

¿Qué estrategias se pueden llevar a cabo para estar activo mientras se teletrabaja? 

Hay una serie de cosas que puedes tener en cuenta si trabajas desde casa para evitar dolores musculares y el sedentarismo:

  • Cuando recibas una llamada telefónica, en lugar de quedarte sentado, ponte de pie y da paseos mientras hablas.
  • Si tienes que salir de casa para gestionar cualquier trámite, ve andando o en bici.
  • Deporte para teletrabajadores: practica algún deporte o establece una rutina con ejercicios físicos, supervisado por algún entrenador personal. De esta forma, el profesional te asesorará el tipo de ejercicio que puedes empezar a hacer, la intensidad que debes ponerle o el tipo de actividad que mejor se adapta a tus objetivos.
  • Haz descansos periódicos. Levántate y da paseos por la casa. Si hay escaleras, súbelas y bájalas unas cuantas veces. O simplemente dirígete a la cocina para beber un vaso de agua.
  • Fíjate un horario para hacer una pausa en el trabajo y activar el cuerpo. Esto te ayudará a sentirte con más energía durante todo el día. Para que no se te pase la hora de descanso, puedes poner una alarma.
  • Mueve los tobillos de vez en cuando para mantener una buena circulación de la sangre, rotando los tobillos en forma circular.
  • Realiza estiramientos momentos antes de empezar a trabajar y cuando termines para combatir las malas posturas. Solo necesitas 5 minutos para estirar brazos, piernas, espalda y cuello. Aprovecha que estás en casa, que tienes espacio y que nadie te mira.
  • Algunos ejercicios que puedes hacer en casa: sentadillas (con o sin salto), abdominales, burpees, flexiones, el escalador o jumping jacks.

¿Trabajas en casa y no eres consciente de la importancia del deporte para los teletrabajadores? Esperamos que este post te haya servido para concienciarte de los problemas que pueden aparecer si no realizas actividad física. 

Y recuerda que la única forma de evitar lesiones, dolores de espalda y combatir el sedentarismo es creando una rutina deportiva. Si crees que solo no podrás conseguirlo, puedes contar con un profesional que te supervise el entrenamiento, te motive y te ayude a conseguir tus objetivos. Consúltanos sin compromiso.