VIVIR 100

¿Son útiles las apps para hacer ejercicio?

¿Son útiles las apps para hacer ejercicio?

En los últimos tiempos ha habido un aumento de apps para hacer ejercicio en casa. Y es que con la pandemia muchos gimnasios tuvieron que cerrar e imponer reglas estrictas de higiene y seguridad para evitar y prevenir los contagios en estos espacios. 

Por lo que, por un lado, muchas personas se dieron cuenta de lo importante que es gozar de una buena salud, comer bien y realizar ejercicio, con el objetivo de mejorar sus vidas.

Por otro lado, se concienciaron de que, si no se puede o no ven conveniente ir al gimnasio, podían hacer ejercicio en casa con la ayuda de la tecnología y hacer ejercicio al aire libre. 

Pero, ¿son todas las apps de fitness buenas o tienen alguna desventaja? Hoy veremos todo esto al detalle.

Ventajas o utilidades de las apps de fitness

Uno de los puntos positivos de usar apps para hacer ejercicio es la información básica que se ofrece de forma general a aquellos que no tienen ningún conocimiento sobre el tema. 

Si no tienes mucha idea de cómo se entrena, con alguna de estas apps podrás seguir un plan de entrenamiento y además te motivarán para progresar según los objetivos que te hayas marcado.

Por otro lado, gracias a estas apps conocerás ejercicios que nunca has realizado antes. Por lo que ya no te cansarás de hacer siempre los mismos ejercicios. Esta es una de las razones por las que puedes desmotivarte y abandonar los entrenamientos.

Otra ventaja de las apps para hacer ejercicio, además de que son más económicas que ir al gimnasio o contratar a un entrenador personal, es que te permiten medir distancias y calorías quemadas.

Sumado a esto, muchas apps motivan a los usuarios para participar con la comunidad, conseguir nuevos retos y, en definitiva, te ayudan a ser constante en tu entrenamiento.

Además de las apps, existen una gran cantidad de vídeos en Youtube. Aunque no ofrecen un servicio personalizado, te hacen sentir como si estuvieras en una clase colectiva. Estos vídeos puedes encontrarlos gratis en esta red social y en otras plataformas similares.

Pero, ¿qué pasa cuando alguien tiene objetivos muy específicos y difíciles de conseguir? Por mucha ayuda que te ofrezca una app, no se puede comparar con el trabajo de un profesional y el trato personal. 

¿Qué inconvenientes tienen las apps para hacer ejercicio?

Una app nunca debe verse como la única herramienta, donde debes depositar toda la confianza para alcanzar tus metas. Sobre todo, durante los inicios, es recomendable contratar los servicios de un entrenador para que nos aconseje qué ejercicios son los más adecuados en función de nuestra edad, condición física y objetivos.

Una app nunca sabrá los objetivos específicos que quieres alcanzar. Por eso, apostar únicamente por ellas es un error. Úsalas siempre como complemento, pero no como la única solución para entrenar.

Además de esto, estas son desventajas que encontramos en las apps para hacer ejercicio:

  • El uso abusivo de estas apps puede llevar a lesionarte si haces ejercicios que no son adecuados para ti. Si estuviera un entrenador supervisando lo que haces, no aparecerían tendinitis, lesiones musculoesqueléticas o fatiga.
  • Otra desventaja a destacar de esta tecnología es que se encuentra a un clic de menores. Lo que quiere decir que estos pueden acceder fácilmente a ellas, a la información que ofrecen sobre ejercicios y dietas; y sin vigilancia por parte de expertos. 
  • Si antes disfrutábamos del ejercicio al aire libre, en los parques y con la naturaleza, ahora se prefiere estar enganchados al móvil o a otra pantalla de un dispositivo móvil. Esto significa que no descansamos de las pantallas ni en nuestro tiempo de ocio.  

En definitiva, todas estas apps para hacer ejercicio no ofrecen planes personalizados. En cambio, un entrenador personal te guiará en cada uno de los entrenamientos, te asesorará para conseguir tus metas y te acompañará en cada paso que vayas dando.