Beneficios de mantener un estilo de vida activo

Son muchos los estudios que día tras día nos demuestran los beneficios de mantener un estilo de vida activo. Realizar ejercicio de manera regular y cuidar de nuestra alimentación son aspectos fundamentales para mantenernos sanos y disfrutar de una buena calidad de vida, no solo a nivel físico si no también a psicológico.

Incluir en nuestras rutinas semanales el ejercicio va a ser un importante condicionante para llegar a la madurez e incluso a la vejez con autonomía e independencia. Además, estas rutinas nos ayudarán a conciliar mejor el sueño, controlar el estrés y el nivel de azúcar en sangre y a mantenernos con vitalidad y energía.

Beneficios de un estilo de vida activo

  • Aumenta la energía y la vitalidad diaria.
  • Incrementa la capacidad pulmonar, lo que implica más oxígeno a las diferentes partes del cuerpo.
  • Es un gran aliado para perder peso.
  • Disminuye el nivel de azúcar en sangre.
  • Minimiza el estrés.
  • Reduce la presión arterial.
  • Mejora la salud cardiovascular y de las articulaciones.
  • Implica un mejor estado de ánimo.
  • Ofrece más coordinación del sistema neuromuscular.

Pautas para mantener un estilo de vida activo

Caminar

Caminar diariamente entre 30 y 60 minutos es algo sencillo y altamente beneficioso. Unicamente debemos cambiar ciertos hábitos como por ejemplo ir caminando al trabajo o utilizar las escaleras en lugar del ascensor. De esta manera veremos como nuestra salud empieza a mejorar.

No pasar muchas horas sentado/a

Es común que durante la jornada de trabajo nos encontremos varias horas sin movernos de la silla. Levantarnos cada cierto tiempo y aprovechar los descansos para pasear es algo fácil de realizar y que contrarrestara el entumecimiento corporal y nos ayuda a estirar, algo que también es muy beneficioso para nuestras articulaciones.  Otras opciones pueden ser dedicar un tiempo para ir al gimnasio o hacer ejercicios sencillos mientras se realizan las tareas diarias.

Cuidar la alimentación

Y es que aunque no lo parezca esto también implica un estilo de vida activo, ya que la comida procesada o las comidas copiosas nos provocan mayor pesadez y somnolencia lo que implica un menor movimiento durante las siguientes horas. Beber al menos dos litros de agua al día y comer sano, nos llevará directamente al deseo de estar más activos.

Rutina de ejercicio

Como ya indicábamos al comienzo del post, tener una rutina semanal de ejercicios es muy importante. Por un lado lo convertirás en un hábito y cada vez lo harás con más ganas. Por otro lado, los beneficios que aporta esta rutina son muchos como par no optar por incluirla en nuestra vida. Las posibilidades son infinitas, desde caminar una hora al día, hasta asistir a clases grupales 3 veces por semana, ir al gimnasio o disfrutar de deportes como la natación o el ciclismo.

Esperamos haberte convencido de los importante de mantener un estilo de vida activo. No obstante, si te ha quedado alguna duda o quieres comentarnos algo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de los comentarios o nuestras redes sociales.



Deja un comentario

El email no será publicado Las áreas obligatorias están marcadas *

2 × dos =

Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
¡Hola! Te atenderemos en cuanto sea posible para resolver todas tus dudas. ¡Gracias por ponerte en contacto!
Powered by