VIVIR 100

Deporte y salud para niños

Deporte y salud para niños

¿Tus hijos pasan mucho tiempo delante de una pantalla? ¿O te preocupa que lleven una vida demasiado sedentaria y esto a la larga puedan acarrearles problemas?

El deporte ayuda a los niños a desarrollarse (físicamente y mentalmente) y además incita al niño a socializarse con otros niños. Por tanto, si tu hijo practica deporte cuanto antes, en su primera etapa infantil, tendrá más probabilidades de llegar a la adolescencia sano.

El objetivo del deporte infantil es la maduración del sistema musculoesquelético para disminuir o evitar alteraciones cuando sea más mayor. Es cierto que no existe un manual de pautas en el que los expertos recomienden cuándo es el mejor momento para que los niños empiecen a practicar deporte. 

Pero en lo que sí están de acuerdo todos es que no hay que presionarlos y que cuanto antes comiencen, gozarán de una mayor salud. Aquí la labor de los padres será motivarles y contarles los beneficios del deporte, explicándoles también el concepto de la competición sana. 

¿Qué beneficios les aporta el deporte en niños?

Estas son las principales ventajas que tiene el deporte en niños:

  • Previene enfermedades que se desarrollan en edades más avanzadas, relacionadas con la obesidad, la osteoporosis, la diabetes, hipertensión, etc. 
  • Ayuda a superar enfermedades como el asma.
  • Crecimiento y desarrollo saludable del sistema cardiorrespiratorio y músculo-esquelético. 
  • Desarrollo de habilidades sociales, aumento de la autoestima y bienestar mental.
  • Se aficionan al deporte, lo que hace que pasen menos tiempo delante de consolas, dispositivos móviles y realizando otras prácticas sedentarias.

Deportes saludables según la edad del niño 

Es importante que sean los propios niños los que decidan qué deportes quieren practicar, ya que deben disfrutar con él. Aunque sea él quién lo decida, tú puedes aconsejarle según sus gustos y habilidades o también puedes animarle a que practique varios deportes y que elija el que más le guste.

No obstante, a continuación, te explico cuáles son los deportes más saludables, teniendo en cuenta las edades:

Natación

Este es el deporte más completo de todos. Y además se puede empezar desde bebé, ayudándoles desde esa etapa a mejorar su sistema respiratorio, coordinación y resistencia

Además de esto, ayuda corregir problemas posturales como la escoliosis.

Deportes en equipo

Balonmano, baloncesto o beisbol son algunos deportes que se realizan en grupo y que fomentan el espíritu de equipo. En estos deportes se trabaja tanto los miembros superiores e inferiores como la coordinación y habilidad motora

Por otro lado, estos deportes invitan al niño a desarrollar estrategias de juego, cooperando con el resto del equipo. Este tipo de actividades suele empezar a beneficiar a los niños con edades a partir de los 7 años. 

Artes marciales

El kárate o el judo son otros deportes que se pueden empezar desde bien pequeños (4 años), ya que los ejercicios se adaptan a cada edad. 

Dos beneficios que destacan de este deporte es que los niños aprenden disciplina y mejoran su concentración. Además, por supuesto, de desarrollar la flexibilidad y su aparato psicomotor.

Atletismo y ciclismo

Son deportes que trabajan la resistencia y la coordinación. En cuanto al ciclismo, será a partir de los 5 o 6 años cuando el niño empiece a pedalear sin los ruedines. Por lo que podrán empezar a hacer trayectos más largos y podréis compartir estos momentos en familia. 

Piragüismo

Este es un deporte que se recomienda practicar a partir de los 10 años, a aquellos que ya han practicado deporte alguna vez y que han trabajado su resistencia

Cómo motivar a hacer deporte a los niños

Lo más importante es conseguir que se diviertan mientras practican deporte. Y para ello, a veces cuesta dar con el deporte que más les motive. Piensa cuantas veces has intentado apuntarlo a un deporte y ha durado dos semanas. 

No le hagas sentir a tu hijo que es una obligación. Porque entonces se desmotivará en cuestión de días. Por ello, te damos algunos consejos:

  • Ayúdale a buscar el deporte que mejor se le puede dar según sus habilidades o gustos. Cuanto antes conozca los beneficios del deporte, antes evitará caer en actividades sedentarias como pasar demasiado tiempo delante de la tele, la tablet, el ordenador o la videoconsola. 
  •  Si tu hijo es tranquilo o tímido, no le obligues a practicar deportes en los que no se sienta a gusto. Y motívale a practicar ejercicios de menor impacto como pasear, nadar o montar en bici.
  • Enséñales desde bien pequeños que perder no es sinónimo de fracasar. Déjale claro que lo importante es divertirse y no ganar. 
  • Los deportes en equipo les darán herramientas para entender que el juego se gana con la ayuda y el trabajo de todos. Así que, si tu hijo es tímido, este tipo de deportes le ayudará a socializar.
  • Predica con el ejemplo. Si los niños ven a los padres practicando deporte, será más fácil trasmitirles esa pasión por el deporte. No hace falta que te apuntes a ninguna competición; basta con hacer ejercicio en casa, salir a trotar a buen ritmo o coger la bici

¿Qué deporte es el que practica tu hijo? ¿Y cómo lo motivas con el tiempo?