VIVIR 100

La importancia de entrenar la fuerza

La importancia de entrenar la fuerza

Muchas personas siempre han pensado que la ganancia de fuerza está relacionada con el aumento de la masa muscular. Pero no necesariamente es así. Podemos mejorar nuestra fuerza sin que los músculos se desarrollen, aunque es cierto que todo dependerá del método de entrenamiento que elijamos.

Otra de las cosas que siempre se han escuchado años atrás ha sido la importancia del ejercicio aeróbico para mantenerse en forma. No obstante, debemos recordar que lo ideal es combinar los ejercicios aeróbicos con el entrenamiento de fuerza, ya que este último ofrece muchas ventajas que a continuación nombraremos.

Además, la fuerza es una cualidad física que gracias a ellas podemos mejorar todas las demás. Por lo que, si quieres gozar de una buena salud, entrenar la fuerza es algo que deberías considerar.

Entrenamiento de fuerza: ¿por qué es beneficioso para la salud?

Uno de los mayores beneficios que queremos destacar de entrenar la fuerza es que previene el desarrollo de enfermedades como el sobrepeso y la diabetes; así como también protege el sistema musculoesquelético, evitando dañar a las articulaciones de los efectos que puede acarrear el sobrepeso.

De ahí la importancia de tener en cuenta que en la etapa adulta (conocida como la etapa de preparación) nos preparemos lo mejor posible para la siguiente etapa. Cuanto mayor sea la preparación, menos problemas de salud y molestias aparecerán años más tarde.

Si no entrenamos la fuerza, las probabilidades serán mayor de sufrir estas consecuencias antes de lo esperado: 

Osteoporosis: se produce cuando se debilitan y adelgazan los huesos.

Osteoartritis: aparece cuando se degrada el cartílago de las articulaciones y puede causar dolor, inflamación y disminución de los movimientos en las articulaciones.

Sarcopenia: conforme envejecemos, se va perdiendo masa muscular; algo que se puede frenar con el entrenamiento de fuerza.

Dinapenia: a raíz de la sarcopenia, se va perdiendo fuerza y el rendimiento físico va bajando.

Principales beneficios del entrenamiento de fuerza

Por otro lado, estos son otros beneficios que debes conocer a la hora de entrenar la fuerza:

  • Al tener tonificados los músculos, se mejora la postura.
  • Los órganos se mantienen en sus posiciones y hay un buen funcionamiento en el sistema respiratorio, cardiovascular y digestivo. 
  • Los músculos fuertes protegen las articulaciones, previniendo lesiones. Además, gracias al desarrollo de los músculos, se resiste mejor los trabajos más intensos, evitando sobrecargas.
  • El cuerpo quema más calorías, aunque esté en reposo.
  • La tonificación mejora la posición de los músculos y elimina la flacidez.
  • La fuerza muscular ayuda a tener una mejor calidad de vida en la vejez. Actividades diarias y sencillas como andar, sentarse o caminar en esa etapa es crucial para ser una persona independiente. 
  • Favorece el rendimiento deportivo. Según estudios, el entrenamiento de fuerza optimiza el rendimiento de los deportistas, ayudándoles a mejorar la mecánica de los movimientos y a incrementar la fuerza en el despegue.
  • Los huesos se estabilizan mejor, algo que notarás sobre todo en la articulación del hombro.

Un entrenamiento de fuerza no implica que deba hacerse solo en una sala de máquinas. Hay otros elementos que puedes usar desde casa o desde donde quieras para entrenar la fuerza. Por ejemplo, puedes usar cintas de suspensión, mancuernas, barras, pelotas con o sin peso. 

Entrenar la fuerza va más allá de una cuestión estética. Como has podido comprobar, lucha contra la obesidad, combate la flacidez y aumenta el metabolismo, permitiendo quemar más calorías (incluso en reposo).

Por último, no olvides que un buen entrenamiento engloba la combinación de actividades aeróbicas, un entrenamiento de fuerza y flexibilidad. Si quieres ponerte manos a la obra y seguir una rutina completa, contáctanos para guiarte en tus inicios.