VIVIR 100

Qué equipo llevar para entrenar en otoño

Imagen post material deporte

Qué equipo llevar para entrenar en otoño

Aún queda un mes de verano por delante, y seguro que todavía vivimos muchos días de calor. Sin embago, poco a poco vamos a entrar en esa época del año en la que a medio día hace mucho calor pero a primera hora o por la noche empieza a refrescar.

Es uno de los momentos más complicados para elegir bien qué ponernos, y más aún cuando nos referimos al equipamiento para entrenar, ¿verdad?

¿De qué vamos a hablar en este post?

Consejos para entrenar en otoño o en entretiempo

El consejo más importante que puedo daros es que no os confiéis, en ningún sentido. En estos meses, antes de que el frío llegue para quedarse, habrá muchos momentos de calor o de temperaturas bajas. Hay que estar preparados para todo.

Sigue siendo muy importante la hidratación, así que no os olvidéis el agua en vuestros entrenamientos. Por poco ejercicio que hagáis, siempre va a ser necesario beber agua. Y si ese día el calor aprieta, es más necesario aún.

Por otro lado, es bueno contar con ropa de fácil transpiración con la que evitar que la piel se irrite y se resienta con el sudor o los roces de los ejercicios realizados. Mi recomendación es que os hagáis con varias camisetas, de manga corta y de manga larga, para así poder utilizar una u otra en función de la temperatura de ese día.

También suelo recomendar practicar deporte en pantalón corto siempre que el clima lo permita. Da mucha más mobilidad y es especialmente cómodo para practicar los ejercicios de flexibilidad. Obviamente no es algo indispensable, pero a mi me parece una buena ayuda para seguir adelante.

En tu equipación para hacer deporte no puede falta un cortavientos. No dan mucho calor, pero son cómodos para evitar los primeros fríos de la temporada. Los hay muy finitos, con buena transpiración y que se adaptan perfectamente al cuerpo.

Además, siempre desbes llevar calzado adecuado para practicar deporte y que sea el mejor para esa época del año. Ya no solo por la protección a las temperaturas, que también, sino a las precipitaciones. Procura utilizar suelas que se agarren bien en época de lluvias o de nieve. Es el mejor aliado para evitar caídas.