Regresa a los hábitos sanos tras Navidad

Después de los excesos navideños, y de varias semanas comiendo turrón y bebiendo más alcohol de la cuenta, llega la hora de marcarse objetivos y retomar hábitos saludables. Y, por supuesto, todo esto es imposible sin una actitud positiva y entrega. 

No es una meta fácil, ya que volver a los hábitos saludables requiere de paciencia, tiempo y disciplina. Y es que, si piensas que dejar de comer o hacer dietas rápidas es la solución para perder esos kilos de más, estás equivocado.

La clave está en mantener unos buenos hábitos en el tiempo y fijarse unos objetivos realistas. Recuerda: lo importante no es perder peso en un corto plazo de tiempo. ¿Entonces? Toma nota de estos consejos.

7 consejos para recuperar los buenos hábitos después de las fiestas navideñas 

Estos son algunas recomendaciones que te dejamos para recuperar cuanto antes los buenos hábitos y volver a la normalidad lo antes posible.

Evita el alcohol y bebe más agua

El agua debe de ser tu mejor aliado. Elimina de tu dieta los refrescos y la bebida alcohólica (al menos durante las primeras semanas en las que te has propuesto recuperar los buenos hábitos). 

Por tanto, bebe más agua, ya sea en forma de infusiones o caldos; ya que vienen genial para depurar el organismo.

Planifica las comidas con tiempo

Vuelve a la rutina de hacer una compra en el super a la semana y de preparar con tiempo los menús de cada día. Esto evitará que caigas en tentaciones o en productos ultraprocesados.    

Recuerda que los ultraprocesados son aquellos alimentos que se elaboran a partir de ingredientes procesados, es decir, han recibido un procedimiento industrial. Estos contienen un sinfín de ingredientes como harina refinadas, sal, azúcar, aceites, grasas y otros aditivos. Son adictivos y muy perjudiciales para la salud.

Por lo que, si planificas con tiempo, podrás elaborar mejores platos, basados en comida real, esto es, en productos naturales y frescos (y en menor medida en buenos procesados, aquellos que han sufrido algún cambio o han pasado algún procesamiento industrial para su conservación o almacenamiento).

No hagas ninguna dieta

Después de darte el atracón de Navidad, lo más recomendable para volver a los buenos hábitos no es cortar de golpe y empezar a hacer una dieta estricta. En primer lugar, deberás ir privándote poco a poco de algunos alimentos y sustituirlos por otros más saludables.

Tu estómago se ha acostumbrado durante prácticamente un mes a ingerir más cantidad de comida de lo normal y a picotear a deshoras. Por ello, no es bueno cortar de repente y pasar hambre porque notarás un poco de ansiedad. 

En lugar de esto, cambia estos alimentos dañinos por otros que sí son sanos. 

Elimina los dulces de tu despensa

Esto implica deshacerte de todos los restos de dulces que hayan quedado en tu casa. 

Si no quieres tirarlos por pena, regálalos a tus allegados o a aquellos que más lo necesiten. O simplemente no los tengas a la vista para que no sean una tentación.

Integra en tu dieta más verduras y frutas

Otra forma de regresar a los buenos hábitos es basar tu dieta a partir de ahora principalmente en verduras y fruta. Las verduras de hoja verde como el brócoli, la lechuga, el apio o los puerros son muy beneficiosas para la flora intestinal, además de aportar antioxidantes y vitaminas.

En cuanto a la fruta, intenta comer al menos 2-3 piezas al día. Son muy saciantes y ayudan a depurar. Por ejemplo, dos frutas de temporada ahora son la manzana y la piña, esta última muy diurética. Se recomienda tomarlas enteras, sin batirlas o exprimirlas para conservar todas sus propiedades.

Añade menos sal a las comidas

Disminuye la cantidad de sal a tus comidas y sustitúyela por especias. Hay una variedad enorme de hierbas aromáticas que pueden darle sabor a tus platos. ¡Así que elige las que más te gusten!

Vuelve a tu rutina de ejercicio 

Para sentirte aún mejor, combina una dieta equilibrada con deporte. Como decíamos al principio, proponte objetivos realistas, teniendo en cuenta el tiempo que dispones en tu día a día. 

Con esto nos referimos a que empieces poco a poco y vayas subiendo de intensidad cuando te sientas más preparado físicamente. Puedes empezar tus hábitos deportivos dos veces a la semana e ir aumentando con el tiempo a 3 veces por semana. Después, intenta mantenerte en el tiempo y subir de intensidad para llegar a la meta que te has propuesto.

Recuperar los buenos hábitos después de Navidad es un reto que puedes superar con éxito si sigues estas recomendaciones. Pero, además, la disciplina y la actitud positiva son dos factores imprescindibles para conseguirlo.   



Deja un comentario

El email no será publicado Las áreas obligatorias están marcadas *

cinco + 4 =

Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
¡Hola! Te atenderemos en cuanto sea posible para resolver todas tus dudas. ¡Gracias por ponerte en contacto!
Powered by