Evita los problemas de rodilla por los deportes de impacto

Imagen post evita dolor de rodillas

Cuando queremos conseguir un objetivo físico hablamos de fuerza, potencia, resistencia, agilidad, o salud, pero son pocas las veces que nos paramos a pensar qué y cómo hacerlo.

Ejercitamos todo tipo de músculos como bíceps, tríceps, abdominales o piernas, pero mucho más importante que todo eso son aquellas partes que son básicas para nuestra movilidad y de las que sol nos acordamos cuando sufrimos una lesión o sentimos dolor.

Lesión de rodillas

Una de las lesiones más repetidas es la de rodillas, ya que se trata de una de las zonas que más se ven afectadas cuando hacemos ejercicio.

No debemos olvidar que el buen funcionamiento de las rodillas es esencial para nuestro día a día. Funciones como caminar, correr, pedalear, nadar, etc…no podrían realizarse sin unas rodillas sanas.

Las lesiones de rodillas se originan por muchas razones y pueden ir desde una leve molestia a un dolor tan intenso que necesite intervención quirúrgica.

Como ya explicamos en el post anterior pueden producirse por una sobrecarga como:

Pero también podemos sufrir una lesión de mayor gravedad como el daño de los ligamentos.

Cómo se puede prevenir

En todo momento vamos a hablar de lesiones causadas por un mal uso de los ejercicios y el deporte, ya que su tratamiento y prevención es muy distinta de la ocasionada por un accidente.

Entre las recomendaciones que deben seguirse para prevenir las lesiones de rodilla destacan en primer lugar, realizar un buen calentamiento antes de practicar deportes y fortalecer los músculos de las piernas.

Ejercicios apropiados para ello son por ejemplo caminar, subir escaleras, usar la bicicleta estática o levantar pesas.

Es importante no empezar con más carga o impacto del necesario, si no que se debe ir aumentando poco a poco la fuerza o duración de las actividades. Además es vital utilizar un calzado adecuado y en buenas condiciones.

La natación y el ciclismo se encuentran entre los ejercicios más recomendados, ya que ambos evitan el impacto sobre las rodillas cuando el pie hace contacto con el suelo al correr, o con los saltos y cambios de dirección que se dan en algunos deportes como el fútbol, voleibol y baloncesto.

Cuando pensamos en trabajar las rodillas, siempre debemos hacerlo basándonos en dos aspectos fundamentales, el fortalecimiento y el equilibrio.

Fortalecimiento:

Para el fortalecimiento, son buenas las sentadillas, ya sean con una o dos piernas, y el lunge o la prensa para piernas.

Equilibrio:

Para el equilibrio optamos por el TRX o una bolsa de equilibrio, ya que se pretende trabajar sobre superficies o espacios poco estables.

Cuando se realiza ejercicio nunca se debe sentir dolor, ya que esto es un síntoma de que alguna parte de nuestro cuerpo está siendo maltratada. Si esto ocurre debemos parar y consultar con algún especialista antes de seguir. De esta manera si existe una lesión, podremos tratarla desde el inicio y no agrabarla más.

Esperamos haberte ayudado y ya sabes, como siempre, si te ha quedado alguna duda no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de la página web o las redes sociales.



Deja un comentario

El email no será publicado Las áreas obligatorias están marcadas *

9 + 7 =